Camiones de sabritas es lo que utilizan los Marinos para infiltrarse en zonas del narco ~ El Diario del Narco|El Blog del Narco|Blog Del Narco

jueves, 9 de junio de 2016

Camiones de sabritas es lo que utilizan los Marinos para infiltrarse en zonas del narco

Elementos de la Armada de México (Semar) están operando en camiones de empresas comerciales para poder llegar a sus  objetivos sin ser detectados por miembros del crimen organizado, confirmaron fuentes de la zona de San Lorenzo, una región controlada por células de Ismael el Mayo Zambada.

“La gente (pistoleros, burreros y sembradores de enervantes) está asustada, porque la Marina llegaba de repente, y no sabíamos cómo hacía, hasta que un puntero se dio cuenta que como 15 marinos bajaban de un camión de la Sabritas cuando traían un operativo por acá”, dijo un pistolero de aquella zona, quien solicitó no ser identificado.

Ese habría sido el motivo por el cual gente de Inés Enrique Torres Acosta, el Kike Torres, no detectó la presencia del gobierno cuando lo arrestaron, el pasado 7 de mayo, y no necesariamente un error de su equipo de seguridad y de punteros.

“La verdad es que ya no se sabe, porque también lo pudieron haber entregado: cuando un capo le estorba al “mero mero”, lo entrega. Pero también es cierto que los Marinos andan escondidos en camiones de las Sabritas, por eso la gente anda bien escamada, porque cuando los Marinos andan normales (uniformados), desde que salen de su base se les detecta”, observó la fuente.

Encargados de comunicación de la Marina, en la ciudad de México, negaron por su parte que este tipo de operativos estén ocurriendo, aun cuando hay fotos en donde se puede apreciar a los Marinos en operativos, incluso, bajando o resguardándose en un camión de la empresa Sabritas.

“El personal naval perteneciente a la Secretaría de Marina-Armada de México realiza sus operaciones con uniformes y distintivos de esta institución, así como unidades plenamente identificadas”, explicó José Luis Lagunes Paredes, director de Difusión y Atención a Medios de la Semar.

Personal de la empresa Sabritas, que depende del corporativo Pepsico en Santa Fé, Estado de México, dijo que no comentaría al respecto, aun cuando ha sido blanco de constantes ataques en toda la República, aunque para los grupos del crimen organizado que habita en los alrededores de San Lorenzo, y en las zonas rurales de Badiraguato, los focos rojos están encendidos, y ahora están revisando todo lo que entra a zonas donde pudieran encontrarse capos de alto rango del Cártel de Sinaloa.

“Es la orden, revisar todo lo que entre”, observó el pistolero.

La cacería fantasma

Cuando elementos de la Armada de México detuvieron a Ismael Zambada Imperial, el Mayito Gordo, el 13 de noviembre de 2014, el objetivo era su padre: Ismael el Mayo Zambada, según reportes del mismo gobierno federal.

De alguna manera, las fuerzas castrenses habrían ingresado a una zona sumamente controlada y vigilada por gente de los Zambada. Habrían logrado lo que era casi imposible hacer: entrar sin ser detectados.

Un miembro del Cártel de Sinaloa asignado a la zona de Badiraguato, territorio controlado por gente de Joaquín el Chapo Guzmán, dijo que elementos de la Marina están operando vestidos de civiles, y que todos los operativos que hacen para entrar a esa zona, se realiza en completo sigilo, y que generalmente se mueven en autos civiles con no más de tres marinos a bordo.

“Nosotros ya sabíamos que andan en los carros de las Sabritas, pero también andan de civiles, y por eso la gente está revisando todo lo que está entrando para acá”, dijo.

Ese habría sido el motivo principal por el cual, un grupo de periodistas extranjeros que realizaba una serie de entrevistas en los alrededores de Huixiopa, en Badiraguato, fueron interceptados por al menos 20 hombres armados que controlan esa zona, quienes tras interrogarlos durante varios minutos, al final éstos se identificaron, y dieron los nombres de las persona con quien iban, lo cual fue corroborado vía radio por los hombres armados, para después permitirles el acceso.

No muy lejos de ahí, se especula que otro capo del narcotráfico, Rafael Caro Quintero, pudiera encontrarse oculto en esa región de Badiraguato, aunque al igual que la gente del Chapo Guzmán, los sistemas de seguridad y de vigilancia que hay por parte de su gente y así acceder a esa zona, son muy efectivos, y la única manera de entrar a esa zona es por helicóptero.

De acuerdo a gente entrevistada, las zonas más vigiladas son las entradas de pueblos aledaños a Eldorado, Tacuichamona, El Salado, Cósala, mientras que en Badiraguato, todo lo que se adentra más allá de Bacacoragua, Los Zapotes, La Noria, y La Majada de Abajo están sumamente controladas y vigiladas, incluyendo camiones de pasajeros y de productos comerciales.

Hasta el momento no se ha reportado ningún abuso contra choferes de las Sabritas en Sinaloa, pero según fuentes, es real que la Marina esté operando de esta manera y que, por consiguiente, pone en peligro a los choferes de esa empresa comercial, al ser posibles blancos de gente que cuida los intereses del Cártel de Sinaloa.

No obstante, en Tamaulipas hay reportes de que el Cártel de Los Zetas ha levantado, torturado y asesinado a un repartidor de Sabritas, además de incendiar varios camiones de esa empresa, según información de diversos medios de comunicación en ese estado.

Lo mismo estaría ocurriendo en Jalisco y Michoacán, donde según reportes, se han incendiado bodegas y al menos 42 camiones de Sabritas, desde 2012 a la fecha.

En Sinaloa, el único caso que tiene registrado la PGJE sobre ataques a choferes de Sabritas, ocurrió en Marzo de 2015, cuando delincuentes incendiaron un camión de esa empresa cerca de la Novena Zona Militar.

Entonces se reportó que se trató de un intento de asalto, aunque misteriosamente los ladrones llevaban desde un inicio gasolina para incendiar el vehículo con el chofer adentro, que alcanzó a salir de la unidad.

“No se les está atacando (a los choferes), sólo se les está revisando”, aclaró un sicario que opera en la zona de El Salado.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario