Tras tremenda balacera policías persiguen a Sicarios, se equivocan y matan a una persona en BCS | El Diario del Narco|El Blog del Narco|Blog Del Narco-Chapo Guzman-NarcotraficoenMéxico

Tras tremenda balacera policías persiguen a Sicarios, se equivocan y matan a una persona en BCS

A+ A-
Durante la balacera de esta mañana en la colonia El Progreso, cuando un comando armando trató de ejecutar al comandante general de la Policía Estatal Preventiva de Baja California Sur, Luis Alejandro Osorio Álvarez, un civil de sexo masculino fue presuntamente asesinado por agentes de las fuerzas de seguridad, después de ser confundido como parte del grupo armado que habrían atacado al jefe policíaco. 

La información sobre el homicidio del civil –y según un agente de investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado consultado—pretendía inicialmente ser ocultada, pero después de analizar y valorar la escena del crimen, los especialistas en balística determinaron que la agresión habría provenido de las fuerzas de seguridad, específicamente de la Policía Estatal Preventiva. 

La victima –de acuerdo a testimonios— el civil hacía trabajos de mantenimiento en la gasera, como trabajador externo, y quien a diferencia del resto de los empleados, no portaba uniforme en ese momento, por lo que cuando estalló el enfrentamiento armado fue confundido y atacado a tiros. 

De hecho, en el primer comunicado oficial enviado por la Procuraduría General de Justicia del Estado, fue ocultada la información sobre el homicidio del civil, y donde únicamente se informó sobre el abatimiento de un sicario y las heridas de dos agentes de la Policía Estatal Preventiva. 

Sin embargo, y tras filtrarse fotografías del civil asesinado, y el cual quedó en la barda trasera de la gasera automotriz, la Procuraduría General de Justicia del Estado, reculó y volvió a enviar un segundo comunicado y donde textualmente expuso que “se encontró el cuerpo sin vida de una segunda persona del sexo masculino, la cual se localizó en la parte posterior de la barda de la empresaCaligas Automotriz”. 

La balacera de esta mañana detonó cuando el comandante general de la Policía Estatal Preventiva de Baja California Sur, Luis Alejandro Osorio Álvarez, fue emboscado por un comando armado en la colonia El Progreso, según las primeras investigaciones, y el cual estaba amenazado de muerte, desde hace aproximadamente una semana por presuntos sicarios de las Fuerzas Especiales de los Dámaso. 

El jefe policiaco fue ubicado y atacado por el violento grupo criminal, en virtud que –de acuerdo a datos recabados por autoridades federales y militares– presuntamente no había cumplido el pacto de limpiar la plaza de narcomenudistas del grupo adversario de “Los Dámaso” en la Zona Sur de La Paz. 

Después de ser atacado –y según datos que comenzaron a surgir esta tarde—el comandante apodado “El Negro” o “El Oso”, se habría bajado herido de tres disparos corriendo de la camioneta de la Policía Estatal Preventiva, y solicitó apoyo a sus compañeros, algunos de los cuales hacían ejercicio en el gimnasio delHotel Dorado, y quienes tras salir del negocio, se toparon de frente a los sicarios, cuando observaron el automóvil sospechoso Volkswagen Jetta, y denotó el enfrentamiento, justamente en la estación automotriz de gas Servi Gas, al sur de La Paz. 

La Procuraduría General de Justicia del Estado, y en un segundo comunicado, confirmó que el saldo del enfrentamiento fue dos personas muertas, un sicario detenido y cuatro heridos, entre ellos, el agente de la Policía Estatal Preventiva, Juan Carlos Cazanova Posada, y el oficial de la Policía Municipal de La Paz, José Carlos Espinoza Sánchez, así como un sicario que ya se encuentra detenido. 

Durante el enfrentamiento armado, a través de la agencia Freelance, subió inmediatamente un drone y grabó imágenes del punto criticó vía aérea en las colonias El Progreso, La Pitahaya y Diana Laura, y las cuales son presentadas en un video exclusivo elaborado por este semanario. 

En el enfrentamiento, las fuerzas de seguridad, solo lograron abatir a uno de los cinco agresores, detuvieron a uno más identificado como Armando Alarcón, y tres lograron escapar a pie armados por la parte trasera de la zona de tolerancia, concretamente sobre los bares “Mi Ranchito” y “Valle Verde”, hasta donde se había extendido la búsqueda de los atacantes. 

Dentro del vehículo de los agresores, un Volkswagen Jetta, las fuerzas de seguridad encontraron en la parte trasera de los asientos un rifle de asalto AK-47, y el cual tenía manchas de sangre en las puertas del chofer. 

Las fuerzas de seguridad fueron evidentemente incapaces de contener a los curiosos, y quienes ingresaron y contaminaron las escenas del crimen, y los cuales se tomaban fotos pisando las evidencias, lo que refleja el caos que se vivió esta mañana en La Paz. 

El ataque en contra del comandante general de Policía Estatal Preventiva, Luis Alejandro Osorio Álvarez “El Negro”, hombre de toda la confianza del comisario Francisco Javier Moreno Montaño, y del secretario general de gobierno, Álvaro de la Peña Angulo, es la tercera agresión en contra de autoridades del gobierno del estado de Baja California Sur, y las cuales quedaron completamente rebasadas por los grupos criminales. 

La primera ocurrió la madrugada del 8 de mayo, cuando una patrulla de la Policía Ministerial del Estado y un vehículo de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado, fueron atacados por bombas molotov. 

La segunda fue la madrugada del 12 de mayo, cuando la vivienda particular del ex encargado del despacho de la Policía Ministerial del estado, Bibiano Rigoberto Burgoin García fue baleada durante la madrugada.

Articulos Relacionados

Reportes 198573176422348670

Publicar un comentario

emo-but-icon

Siguenos

Lo mas visto de la semana

item