La Caída de El Mele lugarteniente de El Mayo salió de cacerría y lo cazaron ~ El Diario del Narco|El Blog del Narco|Blog Del Narco

viernes, 8 de abril de 2016

La Caída de El Mele lugarteniente de El Mayo salió de cacerría y lo cazaron

Melesio Beltrán Medina, presunto sucesor de Manuel Torres Félix, el Ondeado, fue asesinado en la colonia Morelos, de Culiacán.

El cuerpo del Mele —como se le conocía en el mundo criminal—, fue dejado en las escaleras de la Clínica de Rehabilitación y Especialidades.

Fuentes policiacas aseguraron a que posiblemente los mismos cómplices de Beltrán Medina lo llevaron allí para que fuera atendido, pero que murió en el trayecto, pues ya no se pudo hacer nada por él.

De 38 años de edad, el Mele, según las mismas fuentes, presentaba un impacto de bala en el pecho, lo cual le ocasionó la muerte.

Entre once y doce de la noche, la Policía recibió el reporte de que en la colonia Morelos se había suscitado un enfrentamiento a balazos. Minutos después, recibieron otro reporte, éste donde les avisaban que en la Clínica de rehabilitación un grupo armado había dejado un cuerpo.

Melesio Beltrán Medina había estado preso en el penal de Aguaruto en 2010, después de que fuera detenido por el Ejército en Tepuche. Los hechos ocurrieron el 15 de febrero de ese año.

El Ejército informó esa vez que cuando patrullaban por el pueblo, fueron atacados y al repeler la agresión murió uno de los sicarios, quien fue identificado como Joel Octavio Villarreal Aguilera, de 18 años, con domicilio en la colonia Miguel Hidalgo.

El Ejército detuvo a tres personas más, entre ellos al Mele, quien recibió un balazo de G3 en la mandíbula. Un año y medio después Beltrán Medina obtuvo su libertad.

El 22 de febrero de 2012, el Mele se encontraba en la colonia Guadalupe Victoria cuando una célula del grupo Los Ántrax fue atacada y donde murieron cinco gatilleros de esta banda criminal. El Mele salió ileso.

I

A Melesio Beltrán Medina le salió el tiro por la culata. Junto con un grupo de gatilleros que operan en el sur de Culiacán, llegó a la colonia Morelos para levantar al hermano menor de César Alberto Acosta Cháirez, asesinado el lunes 19 en un centro comercial de la colonia Barrancos.

Parecía que los estaban esperando. Al llegar a la casa, por la calle Juan de Dios Bátiz y Guadalpe Victoria, el muchacho de apenas 21 años de edad, abrió la puerta y disparó, dándole al Mele un balazo en el pecho. Cuando cayó al suelo herido, sus cómplices decidieron auxiliarlo.

Lo levantaron, lo subieron a una camioneta Tacoma y se marcharon con rumbo a la carretera Sanalona. Lo llevarían a la Clínica de Rehabilitaciones y Especialidades con la idea de salvarle la vida. Le habían dado en el pecho y agonizaba. Cuando llegaron al nosocomio, Melesio Beltrán Medina ya había muerto. Lo dejaron en las escaleras y huyeron del lugar. Minutos después se llenaría de soldados y policías.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario